Tiempo de lectura: 5 minutos

Estoy desempleado, NO PARADO
La tragedia del desempleo destruye la autoestima de la persona. Dejamos de valorarnos profesionalmente y, lo que es peor, también como personas. A medida que pasa el tiempo, y con los resultados infructuosos de encontrar trabajo hoy en día, agrava el problema y nos sume en una depresión viciosa.
Más

Anuncios