Illa de Arousa

Vivimos en un momento de incertidumbres y de cambios frenéticos y continuos, los cuales rompen las reglas de cuanto conocíamos. La crisis ha derrumbado los pilares de la estabilidad y el bienestar de la sociedad y de los mercados, pero también ha generado nuevos paradigmas, nuevas situaciones y nuevas formas de enfocar y de hacer las cosas.

Ante las circunstancias actuales se hace necesario, más que nunca, adquirir una mente fría y abierta. No hemos dejarnos arrastrar por sentimientos ineficaces, tales como “¿por qué me ocurre esto a mí?”, “la culpa es de la crisis, del Gobierno, de la prima de riesgo, de los mercados internacionales…”, “por más que lo intento no lo consigo”, o “¿para qué molestarse si voy a fracasar de todas formas?”. Hemos de estar por encima de todo ello y comprender que es una pérdida de tiempo, aunque se tenga toda la razón del mundo. Y hablando del mundo… éste se mueve sin esperar a nadie.

Más

Anuncios