Tiempo de lectura: 1 minuto

Tomar consciencia

No todos los días son iguales. A veces, nuestro estado de ánimo es más apático, más negativo, más indiferente… Estos períodos forman parte de nuestra naturaleza. Es inevitable.

Un dolor de cabeza puede doblegar nuestro positivismo. El estrés que nos provoca un jefe incompetente puede alterar nuestra afabilidad. Una tarea urgente e imprevista puede cambiar nuestro humor.

Tomar consciencia sobre ello es el factor más importante para pasar esa etapa de la manera más sensata. Tomar consciencia sobre lo que ocurre y cómo nos afecta nos permite tomar el control y evita que actuemos de forma irracional y dañina. Tomar consciencia nos hace más sabios, inteligentes y prudentes.

Si hoy parece que todo se vuelve contra ti, si estás alterado, si crees que estás a punto de explotar, si crees no merece la pena hacerlo o si todo te supera… ¡sal fuera! Tómate cinco o diez minutos para calmarte y reflexionar de forma práctica, antes de hacer nada de lo que puedas arrepentirte. Toma consciencia de la situación. Míralo en tercera persona. Sé aséptico. Olvídate de culpables, de conjuras, de molestias, de hechos turbulentos y de finales apocalípticos. Imagina un objetivo o en un final deseable. Interiorízalo y conviértelo en un desafío. Ahora piensa en los problemas desde una perspectiva superior, y busca la forma de superarlos. Una vez lo tengas, estarás preparado para trabajar en ello, considerando y tratando todo aquello que te alteraba de una forma diferente.

 

¿Tienes alguna experiencia interesante sobre la consciencia en un caso similar? ¿Quieres compartirla?

 

Te puede interesar:

Un motivo para motivar Esquema de la motivación según el contexto 10 factores clave para ser feliz y tener éxito
Un motivo para motivar Esquema de la motivación según el contexto 10 factores clave para ser feliz y tener éxito

 

Read this post in EnglishRead this post in English

Anuncios