El contexto en las tareas

El contexto en las tareas

Es inevitable. Vivimos en un escenario en el que puede surgir cualquier cosa, en cualquier momento y en cualquier lugar. Puedes estar en el trabajo y surge un recado de casa. Puedes estar en casa y surge una idea o una tarea del trabajo. ¿Qué hacer?

El contexto es un modo de clasificar una tarea, que consiste en definir en qué lugar o mediante qué herramienta ha de ejecutarse dicha tarea. Cuando se captura, si queda muy claro a qué contexto pertenece, se captura también el contexto. Si no, a la hora de la revisión y el procesamiento, se define el contexto correspondiente.

El contexto es muy útil, pues facilita la elección de la próxima tarea a abordar de nuestra lista. El primer filtro a aplicar sería, precisamente, el contexto en el que nos encontramos actualmente, desechando el resto.

Los contextos más habituales son los siguientes:

  • Trabajo / Oficina
  • Casa
  • Personal
  • Clientes
  • Teléfono
  • Email
  • Recados

Existen herramientas tecnológicas que permiten definir y gestionar el contexto. Si no dispones de una herramienta así, te recomiendo que antepongas el contexto al nombre de la tarea, precedido de algún signo especial, como, por ejemplo, el signo “@”.

@Trabajo REALIZAR INFORME CALIDAD

@Casa COMPRAR COMIDA GATO

@Personal RECOPILAR PRESUPUESTOS VACACIONES

¿Qué te parecen los contextos? ¿Qué contextos sueles aplicar? ¿Cómo los utilizas?

 

 

Read this post in EnglishRead this post in English

Anuncios