Autofocus es un sistema muy sencillo de organización y productividad personal, creado por Mark Forsters, orientado más a la acción que a la organización. Su filosofía consiste en que la mente capte de forma automática el enfoque de trabajo de entre una lista de tareas. Según Mark Forsters, el sistema funciona porque “es un marco de referencia que equilibra lo intuitivo y lo racional del cerebro… Cuando estas dos maneras de pensar están en equilibrio somos capaces de tomar decisiones racionales que están plenamente en concordancia con nuestras emociones y sentimientos más profundos”. Este concepto facilita la motivación para hacer las cosas, evitando la procrastinación.

Ventajas de Autofocus

Las principales ventajas de Autofocus son las siguientes:

  • Permite enfocarse en lo importante.
  • Permite procesar a fondo los proyectos y tareas más importantes.
  • Permite procesar mayor volumen de trabajo.
  • Permite procesar rápidamente las acciones rutinarias.
  • Es natural y sencillo. El uso de una única lista es más acorde a nuestro modo de vida y de trabajo.
  • Es flexible y rápido.
  • Descubre las tareas irrelevantes y las que se procrastinan.
  • Identifica o enfoca, de forma natural, las tareas que se requieren en cada momento.
  • No es rígido ni estricto.
  • Elimina el estrés.

Herramientas necesarias

Una libreta, un bolígrafo y un resaltador.

Conceptos preliminares

En Autofocus la única lista que existe es la libreta, en la cual vamos añadiendo, siempre al final, cada tarea o idea que vaya surgiendo en cualquier momento, sin evaluarlo.

Procesamiento

El procesamiento en Autofocus consta de ocho pasos muy sencillos:

  1. Leer rápidamente todas las tareas de la página, sin tomar ninguna decisión ni acción.
  2. Recorrer después, lentamente, las tareas de la página hasta que una destaque. No priorizar tareas. Dejar que la mente sienta y decida qué tarea llevar a cabo. Si tras pasar una tarea surge la sensación de querer volver a dicha tarea, ejecutar ésta.
  3. Trabajar en esa tarea durante el tiempo que creamos adecuado. Cuando creamos que ya hemos hecho suficiente, parar la ejecución de la tarea.
  4. Tachar la tarea. Si no se ha terminado, reescribir ésta al final de la lista antes de tacharla.
  5. Repasar nuevamente la página. La página es la unidad en la cual enfocar el trabajo, mientras alguna tarea de la página destaque.
  6. Si no hay ninguna tarea destacada en la página, pasar a la siguiente página y repetir el proceso.
  7. Si en una página no destaca ninguna tarea en la primera pasada, y esta página no es la última, se descartan todas las tareas marcándolas con un resaltador. Si la mente no capta ningún enfoque, estas tareas no son tan importantes en ese momento y nos distraen de los objetivos principales. Más adelante, podemos revisarlas para evaluar por qué fueron descartadas y si es interesante retomarlas.
  8. Al terminar la última página, volver a la primera página con tareas activas. Puede ser útil marcar cada página terminada con una marca especial en una esquina de la misma.

Algunos consejos

  • Utilizar el sentido común. Si algo ha de hacerse inmediatamente, házlo.
  • No añadir tareas implícitas: hacer la comida, ir al gimnasio, etc.
  • Incluir puntos de seguimiento y comentarios para monitorizar el sistema.
  • Utilizar una libreta por cada ubicación: Casa, Trabajo…
  • Tener siempre a mano las libretas para registrar las ideas y tareas que puedan surgir en cualquier momento.

¿Has utilizado ya Autofocus? ¿Cuál es tu experiencia?

Enlaces de interés

Página oficial (en español): http://markforster.squarespace.com/spanish

Blog: http://markforster.squarespace.com/blog/

Foro: http://markforster.squarespace.com/forum/

 

 

Read this post in EnglishRead this post in English

Anuncios