Barcos de Vela

Soñar

Los sueños son la visión de nuevas posibilidades que surgen cuando nuestra mente no está distraída ni pendiente de las limitaciones del entorno. Los sueños ponen alas a nuestra creatividad, eliminan las barreras de nuestro consciente y abren el mundo a nuevos horizontes.

 

Objetivos

Quien no sabe dónde va, vaga lamentándose siempre de dónde está y de lo que le pasa. Fija tus propósitos, define tus objetivos, dibuja tu destino. Cuando sabes a dónde quieres ir el camino es más viable y seguro.

 

Fe

Creer es confiar en la posibilidad de tus sueños y tus objetivos, incluso cuando no existen las circunstancias ni los apoyos para sustentar esa posibilidad. Cuando el deseo, la admiración y el interés por alcanzar los objetivos están por encima de cualquier dificultad o sufrimiento, se crea un fervoroso lazo de amor. La pasión es la llama que alimenta la fe y la voluntad.

 

Motivación

La motivación es el combustible de la acción, la energía creada por la fe para avanzar hacia los objetivos. La motivación estimula la mente para imaginar, pensar y crear las circunstancias que conviertan lo imposible en posible, y lo posible en certeza.

 

Acción

La acción es la mano que modela la arcilla de lo posible, el puente por el cual los sueños se transforman en realidad.

 

Actitud

Durante el viaje a tu destino ocurrirán sucesos imprevistos. Lo que sucede no determina el resultado, sino lo que decides hacer al respecto. La actitud es el timón que guía tu vida y dirige el rumbo en cada momento.

 

Aprendizaje

El camino está repleto de incertidumbres y obstáculos. No los evites ni te detengas. Los errores son los mejores maestros para avanzar hacia tu destino.

 

Perseverancia

La perseverancia madura cualquier fruto. Gran parte del fracaso se debe más a la impaciencia y a la inconstancia que a los errores.

 

Resiliencia

El fracaso no está determinado por los errores, la dificultad o las circunstancias. El fracaso es una decisión propia y definitiva de no continuar. Cuando todo parece perdido y sin solución, sólo la resiliencia es capaz de sobreponerse a todo y seguir avanzando hasta el final. La resiliencia se sustenta en dos pilares: la fe y la actitud.

 

Satisfacción

El éxito se halla en cada cosa que haces y en cada paso que das, pues te hacen mejor y más sabio que antes. Sé feliz y disfruta del viaje.

Anuncios